Que felicidad siento cuando tengo la oportunidad de fotografiar a un bebé recién nacido. Son las sesiones que disfruto más por mucho. Ahora tocó el turno a Ander, un pequeñin precioso, super despierto y bien portadito. Ni una vez se quejó, eso si, tampoco se durmió, así que seguramente será un niño muy curioso.

Aquí unas fotos, en particular la foto con su mamá es mi preferida de toda la sesión.




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Template by Pink + Lola