Fotografía de recién nacido  *  El proceso creativo


Dicen que la práctica hace al maestro y estoy totalmente de acuerdo. En la fotografía como en seguramente la mayoría de las profesiones y expresiones artísticas, uno aprende, controla y mejora con la práctica.  Por otro lado, en la parte de negocio de esto que hago, tengo claro que más que fotos, la gente me busca por la experiencia y por los recuerdos que esas fotos guardan y "compran lo que pueden ver".

Pero entre las diferencias más importantes que hay de contratar digamos un estudio de centro comercial y a un profesional independiente como yo, se encuentra la parte creativa.  Yo no sigo una receta, ni tengo un manual, dependiendo del momento, de mi relación con las familias fotografiadas, de mi estado de ánimo, del de ellos, el resultado es uno u otro.

Entonces aunque tengo un estilo y la gente me busca por fotos que han visto en mi web o aquí en mi blog, a veces las hacemos y otras no.  Y muchas veces, cuando he repetido una pose o un encuadre en varias sesiones, me aburro de ella y dejo de hacerlo.  Así pienso que me voy superando a mi misma cada vez y también que entrego un trabajo único y a medida a cada uno de mis clientes.

Pero el otro día en una sesión complicada, en la que un pequeñin no se quería dormir para las fotos que "hago ahora", tuve que echar mano de ideas probadas antes y me acordé de una foto que hacía siempre en mis primeras sesiones y ahí es donde pude ver el cambio en mi, el crecimiento.  La foto es básicamente la misma, en mi mente, estaba haciendo lo mismo y sin embargo es totalmente diferente, cuando abrí la primera foto que hice con esta idea y la comparé, me di cuenta que la fuerza, el mensaje y el encuadre son totalmente diferentes. 

Me emocionó mucho ver estas diferencias, así que hoy se las comparto aquí.


¿Ustedes qué opinan?




- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 

Template by Pink + Lola